· 

10 Razones por las que los vendedores fracasan

Ganar mucho dinero con las ventas no es fácil, incluso cuando se utiliza un CRM con tecnología de inteligencia artificial. Si así fuera, todo el mundo lo estaría haciendo. No todo el mundo puede soportar las presiones del trabajo, y muchos de los que lo intentan acaban marchándose rápidamente con el rabo entre las piernas.

 

Entonces, ¿por qué algunas personas prosperan en trabajos de ventas mientras otras fracasan? Estas son las diez razones principales por las que algunos vendedores fracasan:

 

1. No escuchar lo suficiente

Ser un buen oyente es probablemente la habilidad de ventas que más se pasa por alto de todas. Muchos representantes de ventas dedican demasiado tiempo a hablar y no el suficiente tiempo a escuchar lo que el cliente realmente quiere. Si escuchas atentamente y prestas atención, el cliente te dirá todo lo que necesita saber para cerrar el trato.

 

2. No entender la propuesta de valor

Las ventas se tratan de crear valor. Muchos representantes de ventas no entienden este concepto y, en cambio, intentan presionar al cliente para que complete la transacción en lugar de aumentar el valor de lo que está vendiendo a los ojos del cliente. Para generar valor, debe comprender qué ofrece su producto que crea ese valor.

 

3. Inconsistencia

Si alguna vez ha trabajado en ventas, es casi seguro que ha trabajado con representantes de ventas que pasan de la cima del tablero un mes a luchar por acuerdos al siguiente, parte de un círculo vicioso. Aquellos que duran en ventas entienden que producir consistentemente es la clave para una carrera exitosa en ventas, y que los altibajos constantes pueden hacer que las ventas se sientan más estresantes de lo que ya son.

 

4. Ser demasiado tímido

Mientras que el vendedor autoritario y que habla rápido molesta increíblemente a la mayoría de los clientes, un vendedor tímido no durará más de unos pocos meses en la profesión. Si tiene miedo de llamar a la gente, es demasiado tímido para acercarse a ellos y no tiene el coraje de solicitar el negocio, también puede desempolvar su currículum y comenzar a buscar en Indeed.com un nuevo trabajo.

 

5. El ciclo de ventas no encaja bien

Un factor que a menudo se pasa por alto cuando se busca un trabajo de ventas es si el ciclo de ventas se adapta bien a un representante de ventas en particular. Vender un automóvil a un cliente puede llevar unas horas, mientras que vender servicios de telecomunicaciones a un cliente empresarial puede llevar meses o más, de principio a fin. Algunos representantes de ventas prosperan con la venta rápida, mientras que otros pueden manejar un ciclo más largo.

 

6. Falta de seguimiento

Es sorprendente cuántos representantes de ventas se dan por vencidos después de sólo uno o dos seguimientos de un cliente potencial o de un cliente potencial que ya han presentado. Las investigaciones han demostrado que normalmente se necesitan entre 8 y 12  seguimientos para cerrar un trato, por lo que los representantes de ventas que no alcanzan esos números se están perjudicando a sí mismos y a sus carreras de ventas.

 

7. Centrarse demasiado en lo negativo

Puede haber mucho de qué quejarse en las ventas; los clientes potenciales no son buenos, la industria está en recesión, el plan de comisiones cambió para peor. Es fácil quejarse, pero no te lleva a ninguna parte. Los representantes de ventas exitosos dejan de lado toda negatividad y excusas y hacen que las cosas sucedan. ¿Las pistas son malas? Sal y encuentra prospectos tú mismo. ¿El plan de comisión cambió? ¡Vende el doble! Nadie ha llegado jamás a la cima de una organización de ventas quejándose.

 

8. No fijarse objetivos diarios

Cada vendedor tiene un objetivo de ventas establecido por la empresa. Pero no todos los vendedores se fijan objetivos diarios o semanales alcanzables para lograr ese objetivo mayor. Si desea cerrar una cierta cantidad de acuerdos por mes, se necesitará una actividad diaria mensurable para llegar allí: prospección, llamadas, presentaciones y seguimiento. Si no adquiere el hábito de establecer objetivos de consumibles más pequeños, no podrá alcanzar los más grandes.

 

9. Desconocer el producto y la competencia

Para tener éxito en cualquier industria, es absolutamente necesario comprender su producto por dentro y por fuera, así como lo que ofrece su competencia que usted no ofrece y lo que usted ofrece y que ellos no ofrecen. Claro, podrías intentar arreglártelas solo con la simpatía y el ingenio, pero los compradores inteligentes con los que inevitablemente te encontrarás marcarán la diferencia entre estar en la parte superior del tablero o en algún lugar hacia abajo.

 

10. No aceptan ser vendedores

 

Posiblemente la razón principal por la que algunas personas no duran mucho en las ventas es que nunca abrazan su profesión. El público en general no valora a los vendedores tanto como debería y algunas personas nunca pueden superar eso. Los mejores vendedores aceptan su puesto y se apropian de él, entendiendo el papel que desempeñan para sus empresas y sus familias, en la primera línea de la fuerza laboral. Para hacerlo mas simple; Los mejores vendedores aman lo que hacen.

Escribir comentario

Comentarios: 0