· 

Momento de coaching: cómo convertir cualquier fracaso en una oportunidad

Ser un gran entrenador y desarrollador de personas es un talento natural, y aquellos dotados de estas habilidades pueden llevar a las personas lejos. Ver cómo las cosas PUEDEN suceder o mejorar motiva a otros a sentir lo mismo, especialmente en caso de fracaso.

 

Todos cometemos errores y tenemos decepciones; es lo que hacemos con esa lección lo que marca la diferencia.

 

Hay algunas cosas que hacen los mejores entrenadores cuando ocurre un fracaso en su equipo que también pueden ayudarlo a alcanzar el éxito.

El mejor entrenamiento es...

  • En el momento
  • Específico
  • Claro sobre los próximos pasos
  • Alentador

Tiempo lo es todo

Es importante proporcionar retroalimentación inmediata . No espere hasta una revisión o una reunión semanal para sacar a relucir algo del pasado. Cuando suceda algo bueno o malo, considérelo como una oportunidad perfecta para un momento de entrenamiento.

 

Aunque un fracaso pueda agitarte, es importante que los demás no lo vean ni lo sientan por tu parte. Tenga esto en cuenta y asegúrese de adoptar un enfoque optimista en la conversación. Antes de comenzar a entrenar sobre aspectos negativos, considere también algunos aspectos positivos.

 

Es importante recordar que la persona promedio necesita una proporción de 5:1 entre comentarios positivos y críticas constructivas. Eso significa que si, con el tiempo, les ha brindado muchos comentarios positivos, estarán mucho más abiertos a recibir comentarios que les parezcan más negativos. Esto no significa que cada vez que debas darle a alguien una crítica constructiva, debas intercalarla entre otros comentarios positivos para crear esa proporción de 5:1. Esta proporción debería alcanzarse con el tiempo.

 

Considere preguntar si tienen unos minutos para hablar sobre cómo salió algo. Esto les permitirá saber que habrá retroalimentación y eliminará la sensación de sorpresa o amenaza. Mientras más confianza tengas en alguien, más fácil será tener esta conversación, pero ten en cuenta que a nadie le gustan las críticas.

 

Actúe con amabilidad, pero actúe con rapidez.

 

Cuantos más detalles, mejor

Puede resultar muy difícil para una persona revisar su desempeño e identificar exactamente qué hizo bien. Es por eso que los entrenadores grabarán las prácticas y los juegos y luego reproducirán la película durante una sesión de entrenamiento.

 

Verse a sí mismo en una película le permite comprender mejor exactamente lo que hizo bien (o mal) y tomar medidas para repetir o cambiar esos comportamientos en el futuro. Nuestros trabajos no son tan propicios para eso, por lo que la mejor opción es pintar una imagen en su mente describiendo exactamente lo que vieron u oyeron.

 

Sea específico acerca de lo que cree que podría mejorarse y, al mismo tiempo, colóquelo de una manera que los ayude, sin criticarlos . Es posible que tengas un estilo diferente al de la persona con la que estás hablando, así que tenlo en cuenta y pregúntate cómo responderá a lo que estás compartiendo.

 

Quizás pregunte: "¿Cómo crees que fue esto?" “¿Qué crees que salió bien y que harías de nuevo?” “¿Qué crees que podría ser mejor la próxima vez?”

 

Considere esta cadencia:

 

Me gusta mucho que tu...

Y tu que…

Quizás hubiera ido mejor si...

Sabiendo que eres tan bueno en XYZ, desearía haber visto...

¿Qué crees que pasaría si lo intentaras…?

 

Adoptar este enfoque le permite entrenar sin quitarle el aire a nadie. El objetivo es mejorar, no derribar a alguien. Esta es tu oportunidad de convertir una experiencia negativa en positiva.

 

Las expectativas importan

Asegúrese de proporcionar expectativas y próximos pasos claros . Redactar su declaración de una manera que sea alentadora y a la vez expectante. Esta es su oportunidad de ayudar a la persona a tomar los comentarios que usted brindó y permitirle que los convierta en algo práctico.

 

Querrá escucharlos compartir lo que harán en el futuro para asegurarse de que ambos estén en la misma página. Colóquelo de esta manera: "¿Cuáles son sus próximos pasos para garantizar que este cambio se produzca en el futuro?"

 

Tenga expectativas realistas de lo que pueden o no pueden hacer comprendiendo sus talentos naturales y solucionando sus debilidades. Ellos no son USTED, así que no espere que respondan, reaccionen o respondan como lo haría usted.

 

En este programa de capacitación interactivo de dos días, los participantes aprenderán un proceso estructurado que les permitirá desarrollar sistemáticamente a su gente y desbloquear su potencial para mejorar su desempeño. Los participantes aprenderán a través de una serie de actividades prácticas y practicarán dos modelos de coaching diferentes (modelo de coaching de apoyo continuo y modelo de coaching GROW) que les permitirán convertir los problemas experimentados en el trabajo en situaciones de aprendizaje.

 

Al finalizar este curso de formación, los participantes podrán:

  1. Saber qué es el coaching y los objetivos clave de entrenar a otros para un mejor desempeño.
  2. Comprender las habilidades y la mentalidad de un entrenador exitoso.
  3. Practicar dos modelos de coaching diferentes (Modelo de Apoyo Continuo – Modelo de Coaching GROW)
  4. Utilizar un proceso estructurado y profesional para realizar con confianza intervenciones de coaching para mejorar el desempeño de su gente.

Celebre el progreso

Los mejores entrenadores observan un mejor desempeño y aplauden esas acciones para fomentar comportamientos positivos. Darse cuenta de que una persona es consciente de realizar cambios, incluso los más pequeños, es realmente importante. La mejor manera de ver un comportamiento positivo en los demás es celebrar el progreso que logran . Esto les permite saber que están en el camino correcto y también puede empoderarlos.

 

No dejes que las cosas pasen desapercibidas. Asegúrate de compartir las mejoras que veas. Siga la misma cadencia comentada anteriormente:

 

He notado que tienes...

Me gusta mucho que tu...

Y tu que…

Fomentar un comportamiento positivo genera un comportamiento positivo.

 

Conclusión

El fracaso nos pasa a todos. La forma en que manejas ese fracaso es importante.

 

Es importante mantener una mentalidad positiva al entrenar a otros. Al hacer esto, les ayuda a creer que pueden suceder cosas buenas después del fracaso.

 

Sea un entrenador que realmente quiera ayudar a otros a crecer y prosperar, y verá cómo las personas avanzan hacia adelante en el futuro. Adquiera el hábito de entrenar en el momento, sea específico en lo que ve y cuáles deberían ser los próximos pasos, y celebre constantemente los cambios positivos a lo largo del camino.

 

Sea el entrenador que otros quieren tener cuando las cosas no van como lo proyectaron. Los fracasos nos ocurren a todos; es lo que hacemos con ellos lo que nos ayuda a mejorar y crecer.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0