· 

Planificación estratégica: ¿configúrala y olvídala?

La planificación estratégica es un aspecto crucial del éxito de cualquier organización. Sin embargo, ¡crear tu plan estratégico es solo el comienzo!

 

Para garantizar el éxito, es esencial revisar el progreso periódicamente. Las organizaciones que establecen un plan para revisar el progreso obtienen los beneficios. Configúrelo y olvídelo rara vez, o debería decir, nunca lo he visto funcionar.

 

Por qué es importante un proceso de revisión periódica

Revisar periódicamente el progreso es vital por varias razones:

 

Responsabilidad: las revisiones periódicas responsabilizan a los miembros y líderes del equipo de las tareas y objetivos asignados. Cuando todos saben que su progreso será evaluado periódicamente, es más probable que mantengan el rumbo.

 

Alineación: revisar el progreso garantiza que todos estén alineados con sus objetivos estratégicos. Ayuda a mantener el enfoque en los objetivos generales de la organización y evita que los equipos se desvíen del rumbo.

 

Crecimiento: las revisiones periódicas facilitan una cultura de mejora continua. Brindan oportunidades para aprender tanto de los éxitos como de los fracasos, fomentando un equipo más ágil, seguro y receptivo.

 

 Establecer revisiones trimestrales o mensuales

Para revisar eficazmente el progreso en la planificación estratégica, es crucial establecer una cadencia regular de reuniones de revisión . Estas reuniones podrán realizarse con periodicidad trimestral o mensual.

 

Revisiones trimestrales: proporcionan una visión más completa del progreso durante un período de tres meses. Se utilizan mejor para más objetivos estratégicos a largo plazo. Las revisiones trimestrales muestran cómo todos avanzan hacia sus KPI anuales.

 

Revisiones mensuales: las revisiones mensuales son más frecuentes y ofrecen una inmersión más detallada en el progreso. Son beneficiosos cuando tienes objetivos a corto plazo.

 

Uso de reuniones de revisión para identificar y eliminar obstáculos

Las reuniones de revisión no deberían ser sólo actualizaciones de estado; deberían servir como plataforma para identificar y abordar obstáculos . A continuación le indicamos cómo aprovechar al máximo estas reuniones:

 

Revisar los KPI establecidos: comience examinando los KPI que se establecieron como parte del plan estratégico. Compare los resultados reales con los objetivos establecidos en el plan para medir el progreso con precisión.

 

Identifique obstáculos: fomente debates abiertos y honestos para descubrir cualquier obstáculo que impida el logro de los objetivos. Estos obstáculos podrían estar relacionados con limitaciones de recursos o factores internos o externos.

 

Resolución colaborativa de problemas: utilice el conocimiento y la experiencia colectivos del equipo para generar ideas sobre soluciones a cualquier obstáculo. Asigne responsabilidades para abordar estos problemas y establezca plazos para su resolución.

 

Seguimiento: después de la reunión de revisión, haga un seguimiento de los elementos de acción y realice un seguimiento del progreso hacia la resolución de los obstáculos identificados. Esto garantiza que seguirá avanzando de forma eficaz.

 

Conclusión

Revisar periódicamente el progreso es un elemento fundamental para ejecutar con éxito sus objetivos. Al establecer reuniones de revisión trimestrales o mensuales , puede mantenerse ágil, adaptarse a las circunstancias cambiantes y garantizar que todos permanezcan alineados con los objetivos estratégicos. Además, estas reuniones de revisión sirven como oportunidades valiosas para identificar y eliminar obstáculos, lo que en última instancia conduce al equipo hacia el éxito a largo plazo.

 

Por lo tanto, no se limite a crear un plan estratégico y olvidarse de él: revíselo, adáptelo y prospere periódicamente.

Escribir comentario

Comentarios: 0